fotofgrafía perros petra y su hueso

Petra y su hueso

en Fotografía/Sobras y Petras, diario de dos hermanas perrunas

Fotografía de perros. Le dimos su primer hueso y fue todo un espectáculo. Hay que ver cómo influimos en los comportamientos de nuestras mascotas. Petra tiene 9 años y nunca le habíamos dado un hueso por miedo a las astillas y todas esas cosas que más que reales, nos las imaginamos. Su reacción fue asombrosa, divertida y peligrosa.

Cuando se lo dimos, no sabía que hacer con él. Mientras su hermana, Sobras, mordía con fruición el suyo, más pequeño, hasta reducirlo a la mínima expresión, ella, nerviosa, lo sujetaba entre sus dientes como en la fotografía. Intentaba morderlo pero se le caía y miraba a su hermana, curiosa, para aprender rápidamente como comerse ese trozo de carne duro que no había por donde hincarle el diente.

Tardó mucho en darse cuenta de que mejor se tumbaba y sujetada con una pata el trozo de hueso para poderlo morder. Pero estaba incómoda y desistió enseguida. En vez de eso, se empeñaba en estirar los poquitos hilillos de carne que estaban pegados al hueso. La verdad, penita me daba. Así estuvo como una hora.

Empezó a dar vueltas con el hueso en la boca, como muestra la fotografía, apretando fuertemente la mandíbula. Quería esconderlo. Estaba cansada del hueso pero no lo quería perder así que hubo que quitárselo, entre otras cosas porque íbamos a bajar  la calle y no podíamos salir con ese pedazo de hueso.

Los ojos ensangrentados y como idos. Huía constantemente, levantando la cola y gruñendo. No iba a renunciar tan fácil a su trofeo. Hubo que castigarla para cogérselo porque se volvió loca. Incluso intentó morderme y ladrando ahogadamente por el hueso. Al final cogí el hueso e intente retorcerlo para que lo soltará.

Mientras lo hacía, con la cabeza hacia arriba me miraba furiosamente pero bueno, la jefa de la manada era yo así que seguí con la estrategia esquivando bocados hasta que logre que lo soltará.

Se volvió a convertir en el amor incondicional que es moviendo el rabo y pidiéndome su comida antes de bajar a la calle. Los huesos los carga el diablo. Posdata la fotografía de perros a veces se complica cuando el animal saca su instinto. La habilidad del fotógrafo para captar momentos como este pasa por el cansancio de ambos y la paciencia, la infinita paciencia del fotógrafo.

Redactora de contenidos desde que nací. De las primeras redacciones escolares a mis primeros concursos literarios. Una profesión, periodista y fotógrafa y redactora. Cuento la realidad y la ficción. Actualidad y Literatura. Imagen e historias de la vida misma. Entra y descubre mis propuestas. Prometo no aburrirte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

dieciocho − 6 =